• La enfermedad de los libros con valores

    laura_name

    Cuentópolis.

    Una ventana a la literatura infantil.

    Soy Laura Escuela y soy narradora oral (cuentacuentos). Antes he trabajado como maestra y psicopedagoga pero me he especializado en literatura infantil y juvenil porque me apasiona el momento en el que una familia se reúne en torno a la literatura oral o escrita para disfrutar. En este espacio hablaremos sobre libros álbum, novelas juveniles, artículos sobre diferentes temas relacionados con la literatura infantil, actividades para crear y divertirnos en familia en torno a los cuentos y mucho más.

    LA ENFERMEDAD DE LOS LIBROS CON VALORES


    Los libros “con valores” llevan mucho tiempo de moda. Lo que se acerque a los niños debe “servir para trabajar tal o cual tema”, debe “ayudarle a aprender tal o cual cosa”. ¿Los libros PORQUE SÍ no existen? ¿Deben ser LIBROS PARA, LIBROS RECETA?

    A la hora de escoger un libro, como mediadores entre los libros y los niños, qué nos preocupa más, ¿que trate de un tema concreto y trabaje tal o cual valor o que el libro o cuento que se le acerque sea de calidad?

    Todos los libros y los cuentos transmiten valores, mensajes. Todo lo que se escribe lleva implícita una ideología y la neutralidad como tal no existe, ¿pero qué prima cuando escogemos?

    Me dejan intranquila los libros receta, como cuando buscamos títulos para trabajar la amistad, el compañerismo, la soledad.  Me preocupa por un lado porque parece que lo que buscamos es una medicina que te tomas y se cura todo. No tienes que hacer nada. No hay que pensar. Y por otro lado me preocupa porque claro, hay tantos y tan buenos, tantos y tan malos… libros panfleto con todas las respuestas dadas, que son adoctrinadores, moralistas, que no ofrecen y que como punto de partida para un debate o conversación están bien y son muy válidos pero como objeto estético con calidad literaria y artística al que el niño volverá una y otra vez y leerá de diferentes maneras y en el que entenderá diferentes cosas según vaya creciendo, no.

    Entonces supongo que depende de para qué lo queramos, cómo lo utilicemos y qué más cosas ofrezcamos a los niños. ¿Nos quedamos en eso o buscamos más? ¿Sólo nos preguntamos por los libros cuando queremos tratar un tema específico o nos acordamos también de los libros porque sí?

    Muchas maestras me escriben: “¿Me podrías recomendar un libro para esto? ¿Y para aquello? Y yo les digo este o aquel otro y, ya que estoy, les lanzo unos cuantos libros porque sí. Mis favoritos. Que también tratan temas, por supuesto, todos los del mundo, pero desde la calidad, no desde el objetivo comercial de ser vendible porque hablan de tal o cual cosa, asunto del que las editoriales saben demasiado.

    Me preocupan los títulos que, disfrazados de “valores” venden un producto rosa y tranquilo, perfecto para que el adulto se explique desde su status de “mayor” que sabe dirigiéndose a “pequeño” que no sabe, irrespetuoso con la infancia e incompleto para que el niño se construya a sí mismo. Un producto como la infancia ideal que los adultos creemos que merecen. Pero merecen saber y vivir y entender a través de buenos libros y buenos personajes y buenas historias. Merecen que se les cuente que a Caperucita se la come el lobo o que la muerte viene a buscar al pato, Inés decide un día poner todo al revés o una mamá pingüino chilla tan fuerte a su hijo que lo rompe en mil pedazos. Merecen libros en los que haya conflicto, personajes ricos, finales sorprendentes, preguntas implícitas. Merecen fantasía, no lecciones.

    Merecen que el buen comportamiento y la generosidad se las traiga un personaje heroico que, gracias a sus buenas acciones, consigue vencer al villano del cuento. La historia y la personalidad del héroe están ahí y el niño irá entendiendo con muchos cuentos, sin necesidad de que todo se le subraye.

    Ayudemos a los niños a encontrar historias verdaderas, repletas de sentido, que les hagan plantearse a sí mismos como individuos ante el mundo.

    CUENTOPOLIBROS

    En esta sección compartiremos álbumes ilustrados, novelas o libros de poesía infantil que puedes encontrar en librerías o bibliotecas para compartir en familia. ¡Disfruta y cuéntanos qué te parecen!

    laura_name

    Los más pequeños

    ANIMALES A MANO, Jorge Luján, Teresa Porcella y Giulia Orecchia. Kókinos, 2015.

    Es un colorista libro de cartoné con un troquel que te permite introducir los dedos o la mano entera para interactuar y completar cada uno de las escenas y animales que aparecen. Nuestras manos darán forma a un gusano, un caracol, una cacatúa, un puercoespín y un burro, que se preguntan a través del texto de dónde viene ese calorcito que les calienta el cuerpo. Finalmente, aparece el sol, con el que podremos abrir toda la mano y que es el que, con sus (y nuestros) rayos, calienta a todos.

    Los que empiezan a leer

     COMER UN LOBO. Ramadier Y Bourgeau. Lóguez, 2014

    Libro de cartoné, perfecto para los niños que, en Educación Infantil, empiezan a leer. El cerdito ha decidido que va a cambiar la historia. Va a ser él el que se coma al lobo. Así, página a página, va desgranando la receta. Sólo falta un lobo. Desgraciadamente, él no tiene un lobo en la despensa. ¿O sí? ¿Podrá cambiar realmente la historia?
    laura_name
    laura_name

    Los que ya leen

    LA ISLA DEL ABUELO. Benji Davies. Andana Editorial, 2015

    En este libro se narra la historia de Leo y su abuelo. Juntos zarpan en un viaje hacia la isla del abuelo. Un viaje del que éste no va a volver. Una forma sutil y maravillosa de hablar de la pérdida de los seres queridos acompañando al pequeño en todo momento en sus preocupaciones y tristeza. Absolutamente recomendable.

    In English

    BROWN BEAR, BROWN BEAR, WHAT DO YOU SEE? Bill Martin Jr. y Eric Carlé. Puffin Books, 1984

    Un clásico de literatura infantil estupendo para contar en voz alta a los más pequeños. Un narrador que no se ve pregunta a los diferentes animales qué están viendo y estos responden que otro animal le está viendo a él. Los animales se describen en términos de color: Brown bear, red bird, yelow duck… y así hasta el final. Repetición, rima, animales y colores. Un cuarteto perfecto para disfrutar.
    laura_name